Piel hidratada y nutrida con aceite de Baobab

Hola de nuevo!

Hoy os traigo un nuevo post para que podáis conocer un ingrediente más, llegado de nuestra madre naturaleza para que puedas nutrir tu piel en profundidad y llenarla de vitaminas.

 ¿Conoces el árbol de Baobab? Pues aquí te lo presento.

El Baobab es un mítico árbol de la família Bombacacea, que crece en África y Madagascar. Como sus usos son muchos, se le puede llamar “árbol de todos los oficios”. 

De sus semillas, muy ricas en vitaminas A, B, C, D, E y F, se extrae un magnífico aceite para nutrir la piel profundamente, y así luchar contra las arrugas prematuras y los radicales libres. También se le atribuyen cualidades como la de favorecer el bronceado, y también está bastante aconsejado aplicarlo después del afeitado.

Para la cosmética facial, se pueden elaborar cremas con este aceite tales como antiarrugas, hidratantes, nutritivas, hidratante corporal, contorno de ojos, crema solar y también sus aceites correspondientes ( es decir, aceite facial hidratante, nutritivo, etc…)

Es recomendado para después de la depilación con cera, pues este aceite reequilibra la piel después de que ha sufrido al calor de la cera y a los tirones de esta.

Es altamente emoliente y calmante, y está indicado para las pieles que están muy agrietadas y secas y rotas. También es muy recomendable para la prevención de estrías en mujeres embarazadas.

En el cabello se puede aplicar para evitar la sequedad, sobre todo en cabellos muy secos y encrespados.

A parte, favorece la regeneración de la piel y es muy calmante cuando hay quemaduras, incluyendo las solares.


Otros usos:

Como hemos dicho al principio, antiguamente lo llamaban el “árbol de todos los oficios”, porque servía para casi todo. Bien, pues en África, lo utilizaban también para hacer sombreros y cuerdas, esto sólo con la corteza.

Las hojas se utilizan como fuentes de proteína, y cada año da frutos que son muy ricos en vitamina C (10 veces más que la naranja), y la pulpa de esta fruta se utiliza en ocasines para preparar bebida energética. En la pulpa, se encuentran las pepitas o semillas, y es de estas de donde se extrae este aceite tan preciado; y además solo se produce un litro de aceite al año.

Es un aceite “sensible”, se oxida con facilidad, así que una manera de protegerlo bien es meterlo en la nevera una vez abierto, siempre en botella de vidrio y hay que ocultarlo de los rayos solares.

LA LEYENDA

Cuenta la leyenda que el baobab era un árbol muy hermoso, el más hermosos de todos. Todo el mundo lo admiraba, los hombres, los animales, incluso los demás árboles; hasta los dioses se dieron cuenta de sus fuertes ramas, el color y la fragancia de sus flores, sobre todo en el tronco, grueso, firme y duro.

Por todo ello, los dioses le concedieron el don de la longevidad, y el baobab, muy orgulloso, empezó a crecer sin parar.

Llegó a crecer tanto, que sus ramas empezaron a dar sombra a otros árboles e impedía su crecimiento. Ocultaba cualquier rayo de sol, de este modo las plantas que habían debajo morían o ya no había posibilidades de que crecieran, y los animales al pasar por debajo, se quedaban helados.

Orgulloso de si mismo, el árbol seguía creciendo y gritó a los dioses que pronto estaría a su altura.

Éstos entraron en cólera por su descaro y le condenaron y enviaron una maldición: ser plantado al revés. Las flores hermosas y sus ramas quedaron enterradas para siempre.

entonces el baobab adoptó la forma de las raíces y de esta manera le resultó muy difícil buscar el cielo.

Los nativos de África, llevan siglos aprovechando todas las posibilidades de este árbol. Les sirve como alimento, medicina y para usos cosméticos, sin olvidar algo tan cotidiano como el fuego que hacen con las cáscaras de sus frutos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *