Como escoger tu base de maquillaje.

Hoy vamos a hablar de unas pautas básicas a la hora de escoger tu base de maquillaje.

Son unos pasos muy sencillos, aunque esenciales a la hora de decidirte a escoger una u otra base.

Hoy solo hablaremos de CÓMO escoger la base de maquillaje, y más adelante iremos especificando QUÉ bases son las mejores para cada tipo de piel, o por lo menos las que mejor funcionan, ya que cada mujer es un mundo, y a lo mejor una base para piel grasa le funciona a una, pero no a otra… estas cosas pasan.

Hoy solo hablaremos de CÓMO escoger la base de maquillaje, y más adelante iremos especificando QUÉ bases son las mejores para cada tipo de piel, o por lo menos las que mejor funcionan, ya que cada mujer es un mundo, y a lo mejor una base para piel grasa le funciona a una, pero no a otra… estas cosas pasan.

No me cansaré de repetir, que antes de aplicarte una base de maquillaje, lo fundamental y básico que tienes que hacer es cuidar tu piel, alimentarte correctamente, y llevar una vida entre comillas “sana”.

Si fumas, bebes, no haces absolutamente nada de ejercicio, no bebes nada de agua, y no te limpias la piel cada día, ni te desmaquillas, déjame decirte que por mucha base de maquillaje que te pongas, tus imperfecciones no desaparecerán, es más, es posible que con la base de maquillaje aún se hagan más evidentes.

Lo bonito de una base de maquillaje tendría que ser en parte, potenciar esa belleza que todas tenemos, en vez de intentar que nos tape todo lo que no nos gusta, y casi siempre lo que no os gusta es el resultado de la mala vida que llevamos. Desde luego, siempre hay excepciones, sin embargo en un alto porcentaje de la población, es así. Si no tienes ninguno de esos problemas, y tienes una piel fantástica te felicito.

Pasos para averiguar que tono de base de maquillaje te conviene:

¿Qué tono de piel tengo?

Lo primero que tienes que averiguar es el tono de tu piel. Tienes que tener en cuenta que tu base de maquillaje, aunque muchas me odies por decir esto TIENE QUE SER DEL MISMO TONO QUE TU PIEL. Si no es así, pasan dos cosas: la primera es que te altera el color de tu piel, y encima tienes unas evidencias absolutas de que no es tu color, tu cuello, tus manos, escote, orejas… La segunda, es que se crea ese efecto de máscara tan feo en la zona de las orejas, mentón etc… Mucha gente no cae en que si coges el tono más oscuro, hay que maquillar todo lo que se ve… y eso a veces supone que si llevas un cuello abierto o un escote también hay que maquillarlo, si no el efecto de verdad es de ridículo.

Hay muchas mujeres que escoge su base de maquillaje uno o dos tonos por encima de su piel (más oscuro) con la intención de parecer más morenas, o mejorar el tono de la piel, y eso es un error!!! Para conseguir subir el tono de la piel, es mucho mejor que una vez que te hayas puesto la base de tu tono y hayas matizado, te pases unos polvos de sol (bronceadores) para conseguir que se vea un mejor tono. Lo contrario es un error, y además queda muy feo.

Luego existe el tema de que una vez averiguado el tono de la piel, te acercas a una marca que te gusta, o a varias y ves que y hay algunas que su color vira más a rosado, otras más grisáceas, otras más amarillentas, otras más beige… y la gran pregunta es: que hago yo con eso?

Pues bien, si tienes la piel blanquita casi siempre te irá mejor una base que sea un poco rosadita, aunque tu tono puede ser también un poco amarillento. En ese caso, escoge una base que sea clara como tu piel y tenga un subtono virando a beige, aunque no demasiado, sino se verá la piel amarillenta.

Si eres morena, tu piel puede derivar también hacia varios subtonos; como rojizo, anaranjado y el llamado cetrino, que es una especie de mezcla entre amarillento y verdoso. Si con la piel morena, no se elige un buen tono, este tipo de pieles pueden quedar muy apagadas o grises. Con los rojizos y anaranjados, no hay demasiado problema a la hora de encontrar la base, el problema está cuando la piel morena vira más a cetrina… porque para corregirla la base tendría que ser un poco violácea, sin embargo, la solución se encuentra en escoger tonos un poco más dorados o anaranjados (un poco). Si tu base tira a rosada, el efecto será grisáceo y apagado. Los tonos dorados o broces son los más bonitos e indicados para las pieles morenas.

Donde probarse el maquillaje?

Un error común con el que me encuentro muchísimas veces, es que a la hora de probar el maquillaje, mucha gente lo hace en la mano, o en el antebrazo… o en todas partes menos donde debe hacerlo que es en el rostro. Para averiguar el tono ideal para tu piel, lo mejor es probarlo en el maxilar o en la frente, aunque para aquellas mujeres que tengan la frente más oscura ( que las hay y muchas) si te queda bien en los dos sitios, has acertado de pleno.

Para terminar:

Usa las bases de maquillaje para realzar tu tono de piel, no para crear un tono nuevo. Con el paso de los años, y miles de maquillajes, he aprendido que en ocasiones, MENOS ES MÁS. A veces solo con toques de polvos conseguimos que al piel luzca bonita, sin excesivos brillos y más uniforme.

Si tienes la piel grasa, y la quieres mate y tersa, elige una base que sea sobre todo libre de aceites y matificante. Para una obertura media, opta por una líquida, para una cobertura total, escoge las compactas especiales para pieles grasas.

Si tienes la piel seca, y la quieres que quede con luminosidad y “jugosilla”, escoge una bese que sea hidratante. Juega con las coberturas, cuanta más cobertura más densa. Si la quieres muy natural, las cremas hidratantes con color son ideales!

Si tienes la piel mixta, y quieres que tu piel se vea sin brillos, pero tampoco mate, escoge fluidos equilibrantes, que hidratarán aquellas zonas que más lo necesitan y evitarán los brillos en las zonas más conflictivas.

Espero que este post os haya gustado y que sobre todo os haya servido de utilidad.

Besos,

Carolina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *