4

Como tener una piel bonita y libre de tóxicos

¿Sabías que puedes tener la piel limpia y libre de tóxicos sin tener que estar exfoliándote la cara dos veces por semana?

Pues si, además es mucho más sencillo, barato y práctico de lo que parece.

Atenta, porque lo que puede hacer esta mascarilla por ti, es alucinante.

¿Has oído alguna vez hablar del carbón vegetal activado?

Es uno de esos productos bomba que sirve para un montón de cosas, y en este caso, tu piel te lo va a agradecer de manera infinita.

El carbón vegetal es el resultado de la calcinación (normalmente) de la cáscara del coco y frutos secos. El bueno, es el que no tiene ningún producto químico añadido.

Se usa desde la antigüedad, sobre todo en casos de envenenamiento o intoxicación, y también resulta muy útil en picaduras de insecto.

 

¿Por qué es tan útil para la piel ?

Porque tiene una gran capacidad de adsorción, si con D, ya que se le adhieren los contaminantes, productos químicos, drogas, medicamentos, metales pesados, hormonas, pesticidas, venenos de insectos o serpiente, y también ciertas bacterias como los estafilococos y salmonela.

En la piel, el carbón activado captura los contaminantes ambientales, las toxinas propias de la piel, los residuos químicos de los cosméticos, y todo lo que ronda por la cara (y cuerpo) a nivel de toxicidad y contaminación.

 

¿Para qué tipo de piel está indicado?

Se puede usar en todo tipo de pieles, sin embargo está especialmente indicado para:

  • Pieles que están sometidas a mucha contaminación o estrés
  • Pieles de personas fumadoras
  • Pieles con tendencia al acné o piel grasa

Piensa que solo por el hecho de ir andando por la calle, hace que los contaminantes del ambiente se queden en la piel, ya por eso, deberías hacerte como mínimo, una mascarilla de carbón activo a la semana.

¿Cómo lo uso?

Lo puedes mezclar con arcilla verde, roja o blanca (Kaolín) y hacerte la típica mascarilla de toda la vida, aunque si  tienes la piel sensible, te recomendaría que en vez de mezclar con agua, lo mezclaras con algún hidrolato calmante como el de lavanda o rosas, aceite o miel (bio). Si se te reseca la piel, mejor tambien con aceite o miel.

Puedes también utilizarlo solo como mascarilla, mezclándolo con agua, (poca cantidad, hasta hacer una pasta), aceite, miel o aloe vera.

También puedes añadir el carbón a las mascarillas de alginatos marinos, que son las mascarillas que te las aplicas, quedan como plásticas y te la quitas de una sola vez sin que la piel te duela.

Lo puedes mezclar con el jabón de ducha, de manos o cualquier jabón, incluso con los jabones sólidos, y es realmente efectivo. Siempre mejor un jabón natural que del súper.

Una vez aplicado, espera un tiempo mínimo de 15 minutos.

Para que aún sea más efectivo, puedes poner encima un film transparente de cocina (obviamente haciendo agujeros en ojo y nariz para respirar).

Lo que consigues con el film, es generar calor, y en caso de que hayas aplicado la mascarilla de carbón, con aceite, aloe, miel, o algunas de las arcillas propuestas, haya una trasferencia de nutrientes de alguno de estos productos y salgan más toxinas que el carbón se puede llevar por delante.

Aclaraciones

  • Esta mascarilla de carbón aplicada de esta manera, no quita los puntos negros. No es de estas mascarillas que al secarse se adhiere tanto a la piel, que luego te duele al sacarla y se queda adherida la parte más superficial del punto negro. Piensa que aunque fuera una de estas mascarillas, el punto negro, tiene mucha más porquería dentro del poro, que si no se saca, al cabo de dos días vuelve a estar exactamente igual.

Lo bueno de este tipo de mascarillas es que para mi gusto se lleva más células muertas que una exfoliante normal.

  • Si tienes una herida en la cara como la de haberte apretado un grano, es posible que te tiña la piel. Si toca la mucosa de la herida quedará teñida, actúa como la tinta de un tatuaje, por decirlo de alguna manera. Así que antes de aplicarlo en la cara, asegúrate de que no tienes heriditas abiertas.

 

Y ahora cuéntame, ¿conocías esta maravilla de producto? SI es así, ¿cómo te ha ido?

Comments 4

    1. Post
      Author
    1. Post
      Author

      Hola Loli, normalmente es un poquito a ojo. Este tipo de mascarillas depende de la persona que las haga, les gusta más densas o una capa más superficial.
      Si te hicieras la mascarilla solo con el carbón activado, podrías empezar a poner unos 20 gramos con poca agua para hacer la pasta, pero sinceramente, creo que es desperdiciar el producto.
      A mi modo de ver, es mejor hacerlo mezclado con mascarilla, y aprovecharse de los beneficios de ambos productos.
      Empieza con 50 gramos de arcilla y unos 3 gramos de carbón activado. Te quedará todo negro igualmente pongas la cantidad que pongas. Pon poquita agua y que esté templada (que no sea del grifo).
      Si ves que te falta producto, puedes ir añandiendo poco a poco, que con esta mascarilla no pasa nada.
      Ya me dirás como te funciona vale?
      Si tienes alguna duda más, me dices!
      Un abrazo y gracias po comentar.
      Carolina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *